Por quien merece amor

Comparte
Un grupo de pioneros de la Escuela Secundaria Básica Urbana (ESBU) Manuel Fajardo Rivero realizan actividades junto a los niños ingresados en el hospital pediátrico Hermanos Cordovés

 

La rutina en el Hospital Pediátrico Provincial Hermanos Cordovés de Manzanillo, de pronto cambió cuando un grupo de pioneros de la Escuela Secundaria Básica Urbana (ESBU) Manuel Fajardo Rivero, llegó para brindar un poco de amor a los pequeños que reciben atenciones médicas en la institución.

Los pioneros llegaron a todas las  salas de hospitalización del centro, unos vestidos de payasos, otros con los regalos en manos, para arrancarle una sonrisa y alegrar los corazones de los infantes y sus familiares.

El doctor Orestes Carballo Rodríguez, fármaco epidemiólogo del hospital dijo que cree que “este es un gesto muy bonito que han tenido estos niños, esto le agrega la vida a nuestros pacientes, aunque no parezca y no se vea muy bien ellos si se alegran y mejoran en su estado de salud”.

“He tenido la oportunidad de estar en lugares donde se hacían estas actividades, por ejemplo en Brasil, y es verdad que los pacientes a partir de los juegos con los payasos, y con algunos animales que se podían interactuar, mejoraban su estado, las defensas del organismo y todo”, agregó el doctor.

Su colega, el doctor Bárbaro Vázquez López, especialista intensivista, jefe del servicio de la sala de terapia intensiva expresó que, “este tipo de actividades tiene un impacto bastante alto ya que salen de niños que desean realizar un obsequio, un estímulo a los niños que están enfermos, y más en estado grave. Todos estos pacientes lo reciben con mucha alegría y satisfacción y es algo que los alegra bastante y hasta los ayuda en su recuperación”.

Emocionadas se veían a las madres y  los familiares de los pequeños dolientes cuando vieron en las manos de sus infantes los juguetes.

Así lo declaró Aymé Morales Escalona, del municipio de Niquero. “Quedé muy impresionada porque fue un gesto muy bonito, cuando uno se encuentra en hospital con un niño es muy bueno que le hagan esos regalitos y que compartan con nosotros en esos momentos que, uno está tan decaído tenso y triste. Mi niño se puso tan contento con el carrito que le regalaron que no lo soltó más y fue que se animó más”.

La bayamesa Maimel Colina Pérez, dijo que le pareció “algo muy lindo y maravilloso porque vienen a alegrarnos en un momento que es un poco duro y difícil para nosotros los miembros de las familias. El niño recibió cariño y esa atención especial por los pioneros. Son detalles muy lindos, muy bellos. Vi que desde que se fueron los payasitos mi niño está más alegre, contento y se mantiene jugando con los regalitos”.

Este fue uno de esos gestos que de verdad llega al corazón, un momento especial dedicado a esos por quienes merecen amor.

Eliexer Peláez Pacheco

Periodista del Telecentro Golfovisión, en Manzanillo. Colaborador del sitio web www.cnctv.icrt.cu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *