Misión médica de Cuba consolida presencia en Qatar

Comparte

 

Cuando llega a su fin otro año y una nueva década está por estrenarse, para la misión médica cubana en Qatar hay muchos motivos de celebración, pues su profesionalidad y desempeño continúan ganando en reconocimiento.

Así lo demostró el reciente Premio Anual Estrellas de Excelencia, otorgado por el Instituto Nacional de Calidad Sanitaria.
De acuerdo con el representante de la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos aquí, profesor Dr. Ernesto López Cruz, todos los hospitales de la corporación médica Hamad, la mayor del país, compiten por este galardón, lo que hace muy reñida la batalla.

A esta distinción se sumó un reconocimiento por la excelencia en la calidad de la salud y la seguridad del paciente entregado al equipo de profilaxis de la trombosis venosa de la institución.

“Sin lugar a dudas es un alto reconocimiento al creciente prestigio de nuestro hospital”, aseguró el también jefe de la misión médica cubana, a cuyo juicio el principal logro de la brigada ha sido afianzar y consolidar su presencia en la nación del Golfo Pérsico a base de  arduo trabajo y preparación científica.

“Dentro del sistema de salud del estado de Qatar el hospital cubano marca la diferencia y posee los mejores indicadores intrahospitalarios”.
“Eso hace que sean posibles a mediano y largo plazos nuevas asociaciones en el campo de la salud, que por supuesto nuestro país y la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos asumirá con la misma seriedad”, añadió.

Establecido desde enero de 2012 y uno de los principales pilares de la colaboración entre la Isla y Qatar, el hospital cubano de Dukhan incluye unos 30 servicios sanitarios y está dotado de una alta tecnología en todas las especialidades.

Previamente, ya la entidad había sido acreedora en dos ocasiones del NDNQI Nursing Quality Award, premio internacional a la excelencia en los servicios de enfermería, y tres veces acreditada por la Joint Comission International, que evalúa las prestaciones médicas en todo el mundo -la última vez, en febrero de este año, sin ningún señalamiento negativo.

“Ha sido la oportunidad perfecta para probarnos en cuanto a  estándares internacionales de salud en el primer mundo, lo que ha puesto de manifiesto el alto grado de cientificidad y sobre todo la dedicación del personal médico”, opinó López Cruz.

No obstante, considera que tales lauros “demandan de todos y cada uno una entrega sin límites al trabajo y a la superación diaria en sus especialidades”.

A medida que se consolida su reputación, más se espera de los cerca de 500 colaboradores caribeños aquí, quienes se califican continuamente a través de diversos cursos.

Gracias a ello, al término de su misión se encuentran mejor preparados y llevan a la patria todos los conocimientos y modos de actuación clínicos y diagnósticos, que incorporan a su práctica diaria allá, explicó el representante de la misión.

Pero, como es usual, acompañan a las rosas las espinas; y al igual que otras brigadas sanitarias de la mayor de las Antillas presentes en naciones amigas, esta ha sido diana de críticas insidiosas, específicamente en un artículo publicado el pasado noviembre en el diario The Guardian.

Respecto a algunos de los presupuestos abordados en el texto, López Cruz afirmó que no se puede cuestionar la dignidad, profesionalidad y altruismo de los más de 400 mil colaboradores cubanos de la salud que, en 56 años, han cumplido misiones en 164 países.

“Si de algo son esclavos nuestros colaboradores, y no solo los de la salud, sino todos aquellos cubanos y cubanas que durante más de 60 años han cumplido misiones en el exterior, es de la entrega, el compromiso, la salvaguarda de la vida humana y la lucha contra las injusticias en cualquier parte del mundo”, subrayó.

En su criterio, “desde la Casa Blanca, o seguramente desde Langley, hay personas que se rompen la cabeza tratando cada segundo de idear una nueva falacia”.

Sin embargo, “pese a la campaña difamatoria impulsada por el gobierno de Estados Unidos contra la cooperación médica internacional cubana, nuestra respuesta es firme: continuaremos salvando vidas y procurando la salud y el bienestar dondequiera que se nos solicite. Nuestros médicos seguirán estando allí, donde más se necesite”.

“Los pueblos del mundo conocen que siempre podrán contar con la vocación humanista y solidaria de nuestros profesionales y técnicos de la salud”, agregó, a la par que reafirmó la continuidad de la misión en Qatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *