UE destinará fondos para reducir emisiones contaminantes

Comparte

 

 

Polonia y Alemania serán los países más beneficiados por un fondo ascendente a 112 mil millones de dólares provenientes de la Unión Europea (UE), para disminuir las emisiones de gases contaminantes en la región.

La Comisión Europea (CE) anunció a principios de semana, los detalles del Fondo de Transición Justa, cuyo objetivo es generar ingresos para invertir en las regiones con elevadas emisiones de dióxido de carbono y gran cantidad de empleos vinculados a los combustibles fósiles.

Polonia y Alemania, los mayores emisores de gases contaminantes,  recibirán alrededor del 40 por ciento del total, según los documentos de la CE publicados hoy.

Los fondos serán distribuidos durante siete años y los financistas esperan atraer sumas mucho mayores de capital privado.

Una encuesta del Banco Europeo de inversiones arrojó que los residentes del denominado viejo continente consideran  al cambio climático como el mayor reto al que se enfrentan, por delante del terrorismo, el acceso a la sanidad o el desempleo.

En Alemania organizaciones ecologistas anunciaron recientemente que presentarán tres demandas ante el Tribunal Constitucional con vistas a forzar al Gobierno a adoptar medidas para enfrentar la crisis global.

Las solicitudes pretenden obligar al ejecutivo, encabezado por la canciller federal Angela Merkel a emprender “acciones más efectivas para el logro de ese objetivo, entre ellas el cierre de todas las centrales térmicas de carbón”, anunciaron en su momento representantes de esos sectores.

Por su parte el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, consideró que la implementación de los acuerdos internacionales sobre el cambio climático debe ser consecuente con la principal fuente energética empleada en el país, el carbón.

No estamos de acuerdo conque nos discriminen sin considerar nuestro punto de partida, afirmó Morawiecki durante una sesión del Sejm (Cámara Baja) a fines de 2019.

El político del partido Ley y Justicia abogó por una “transformación climática segura y beneficiosa” para una nación que tras la Segunda Guerra Mundial  (1939-1945) utiliza el carbón para generar el 80 por ciento de su energía.

Polonia es uno de los tres países de la Unión Europea en rechazar la iniciativa de reducir a cero las emisiones de dióxido de carbono, hecho que cuenta con el apoyo de los sindicatos mineros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *