El escaso dulce de la zafra en Granma

Comparte
La caña deja su amargo en la provincia de Granma, en la zafra del 2018-2019 /Foto: Tomada de la revista Bohemia

El 2019 no fue precisamente un año de aciertos para el sector agro-azucarero en la provincia  de Granma. El mejor argumento para refrendar tal afirmación es que en el año que recién terminó el territorio volvió  a incumplir su plan de producción de azúcar y a ubicarse en la retaguardia de la zafra en el país, lugar del que no ha podido desprenderse desde el 2011. En la ocasión los agroindustriales granmenses solo pudieron completar el 81 por ciento de lo comprometido para la campaña 2018-2019. 

En el caso específico de la cosecha la tarea manual se cumplió al 48.6 % con una productividad de 1.39 toneladas por hombres, en tanto la tarea mecanizada se cumplió al 42.7 %. Entre los principales problemas que afectaron la cosecha se ubican las deficiencias en el completamiento de los equipos de corte, alza y tiro de la caña, así como la falta de piezas para la reparación y mantenimiento de combinadas, camiones, tactores, alzadoras  remolques, y otros equipos impescindibles para la actividad.  

También entre las cuestiones que golperon la cosecha figuraron la humedad en los campos a causa de las lluvias,   el mal estado de los caminos, así como a problemas con la organización del trabajo en esa área. 

Por otra parte, en el período se aprovechó la capacidad de molida al 43%, con el 57% de tiempo perdido en las industrias debido a la lluvia, problemas en la cosecha, problemas organizativos, interrupciones operativas y roturas industriales.  Se cumplió en general con la calidad del azúcar crudo producida, no obstante, se presentaron incumplimientos en la Pol, el color, y las partículas ferromagnéticas.

Los indicadores energéticos también mantuvieron un mal desempeño en esta zafra, ya que  se entregaron al SEN 2340 Mwh de un plan de 5920 Mwh para el 40%, en tanto se generaron 35306 Mwh de un plan de 45184 Mwh para el 78% .

Las causas de tales incumplimientos fueron múltiples, entre ellas se ubican cuestiones objetivas como el déficit de recursos,  y las lluvias que se hicieron recurrentes en varios momentos de la contienda. También entre los principales obstáculos en esa actividad estuvieron los problemas organizativos, talón de Aquiles de la zafra azucarera en el territorio,  en los últimos años. 

De ahí que hayan sido frecuentes las fallas asociadas a la debilidad de mando y falta de liderazgo en varios frentes de corte, bases de transporte y turnos de los  ingenios, lo cual redundó en la baja eficiencia industrial, así como en el alto tiempo perdido en las fábricas y en la cosecha. 

Mención aparte merece el central Enidio Díaz, del municipio de Campechuela, el único en cumplir su plan de producción de crudo de los cinco ingenios granmenses que intervinieron en la campaña 2018-2019. Una vez más el Enidio cumplió su plan de azúcar y continúo sus producciones para aportar cuotas extras a la meta de provincia.

Pero muy poco resolverá Granma mientras la lección de eficiencia del Enidio sea la excepción y no la regla de la zafra en este territorio del oriente cubano. Tras 8 almanaques arrastrando incumplimientos de forma consecutiva, la provincia necesita encontrar el paso que le garantice el incremento copioso del plan del crudo, y ese es un empeño que requiere del impulso de todos sus  centrales.

REPARACIONES

Tras concluida la zafra azucarera 2018-2019 en el mes de mayo, los agroindustriales se enfrascaron en las reparaciones de las industrias,  a fin de alistar los ingenios para la campaña 2019-2020. Según explicaron especialistas, las labores de reparación en los ingenios granmenses se concentraron en las áreas de calderas y molino. 

Como es tradicional, este proceso estuvo precedido por un diagnóstico en los ingenios que permitió evaluar los problemas técnicos fundamentales y las estrategias a seguir para lograr agilidad en el trabajo de mantenimiento

Maquinaria en reparación para el procesamiento de la caña. /Foto: Tomada de La Demajagua

 

Siembra de caña. /Foto: Tomada del semanario La Demajagua

SIEMBRA DE CAÑA

El 2019 tampoco dejó un saldo positivo en la siembra de caña. De las 7 mil 192 hectáreas de la gramínea que se debían plantar en al año que recién terminó, solo pudieran completar poco más de cinco mil, cifra que representó solo el 65 por ciento de lo pactado. 

La mala estrategia en la liberación de las áreas de demolición, baja explotación de maquinaria en explotación de suelos, las lluvias y el déficit de combustible que se acentuó en el país, en el segundo semestre del 2019,  se ubican entre las principales causas del incumplimiento. 

PRODUCCION DE DERIVADOS

La producción de Derivados destaca entre los pocos aciertos del sector agro-azucarero en el período. Tanto es así, que en 2019, la UEB Derivados, adscrita a la Empresa Azucarera Granma cumplió su plan técnico-económico del año y se consolidó entre las mejores de su tipo en el país.

Esa fábrica, ubicada en el poblado de Mabay, produce unos 12 surtidos entre alcoholes, rones y alimento animal. 

Central Enidio Díaz de la provincia de Granma. /Foto: Tomada de La Demajagua

ZAFRA 2019-20120

Empeñados en revertir la cadena de incumplimientos, los azucareros granmenses se lanzaron a la zafra 2019-2020. Pero más allá de la voluntad, la campaña azucarera comenzó por un camino empedrado. 

La arrancada tardía de los centrales, al retrasarse las reparaciones en los ingenios por la demora en la entrada de algunos recursos materiales, y el tiempo perdido en las industrias por roturas y baja eficiencia  han caracterizado el inicio de la actual contienda.

Con más de ocho mil toneladas de azúcar por debajo del plan recibieron el 2020 los agroindustriales granmenses que intensifican las acciones para revertir la cadena de atrasos.

Lo más preocupante del asunto es que dos semanas después la deuda asciende a 11 mil toneladas, una cifra que se incrementa y pesa cada día más. 

Sin dudas, mucho queda aún por reflexionar, pero la principal lección que dejó el 2019 es que,  tras 8 almanaques arrastrando incumplimientos de forma consecutiva, la provincia necesita repensar la zafra para encontrar el paso que le garantice el incremento copioso del plan del crudo. 

Urge, entonces replantearse estrategias, métodos y estilos de trabajo, ya que la zafra azucarera continúa siendo cultura, tradición y un renglón fundamental para la economía cubana. 

 

Darelia Díaz Borrero

Darelia Díaz Borrero

Licenciada en Periodismo Darelia Díaz Borrero, egresada de la Universidad Oscar Lucero Moya, de Holguín, en el 2012. Trabajó como redactora reportera de prensa en la Agencia de Información Nacional (AIN) entre 2012 y 2015, cuando comienza a laborar en la televisora CNC, de la provincia de Granma. Sus trabajos han sido replicados en disímiles medios provinciales y nacionales de prensa. Actualmente colabora con el periódico Granma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *