Trabajo sobre la colocación del busto de José Martí en el Pico Turquino

Comparte

En el Año del Centenario del natalicio del apóstol, en 1953, la joven maestra Emérita Segredo Carreño, integrante de la Asociación de Antiguos Alumnos del Seminario Martiano, propuso en una reunión que el homenaje de esa institución fuera colocar un busto de Martí en el Pico Turquino. El 21 de mayo, un grupo de intrépidos al frente del cual iba el doctor Manuel Sánchez Silveira, junto a su hija Celia Sánchez, la escultora Jilma Madera y otras personas que ayudaron en el trayecto, develaron el busto del Apóstol Cubano a 1974m de altura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *