Paciente recuperada de la covid-19 en Granma dona plasma para enfrentar la enfermedad

Comparte
Foto: Alminer Cabrera

La transfusión directa de componente sanguíneo de personas recuperadas de la covid 19 ya está en marcha en nuestro país. En Granma se realizó la primera donación de plasma híper inmune, siendo la donante una de las pacientes que superó la enfermedad en ese territorio.

Se trata de Laritza Hidaldo López, habitante de la comunidad Grito de Yara, en el municipio granmense de Río Cauto, quien fuera diagnosticada con la covid el 19 de marzo último, siendo el caso número 14 de Cuba.

Trabajadora de la compañía de cruceros MSC de Italia, contrajo la enfermedad fuera del país, pero fue en esta, su tierra natal, donde tuvo seguimiento clínico y epidemiológico.

Aquí evolucionó satisfactoriamente y tras la recuperación estuvo siempre dispuesta a luchar contra el padecimiento no solo desde las medidas de seguridad, sino con su aporte solidario para otros pacientes y los estudios que se emprenden en el país con el fin de vencer al Sars cov2.

“A mí me visitaron dos especialistas del banco provincial de sangre para ver mi disposición de donar y recuerdo que les dije que ya los estaba esperando porque yo había escuchado que con el plasma de un paciente recuperado se podía enfrentar de diferentes formas a la covid. Desde que salí del hospital sabía que quería donar”

Laritza es conocedora de la importancia de su donación. Su componente sanguíneo se puede usar en pacientes que estén hoy en estado crítico o grave porque este plasma ya tiene anticuerpos que ayudan a la recuperación. También es útil como medio de investigación y materia prima para producir medicamentos y vacunas que ayuden a palear la enfermedad.

Tras un proceso largo que incluye la extracción de la sangre hasta completar 600 mililitros de plasma, su centrifugación para separar los glóbulos del plasma y luego la reincorporación de esos glóbulos al organismo, quedó lista una primera muestra para enviarla, en un vehículo de la agencia Taxi Cuba, al IPK en la Habana.

Esta primera muestra será evaluada en el prestigioso centro cubano, pasando por pruebas de hepatitis, serología, VIH, PCR en tiempo real y el título de anticuerpos.

Mientras tanto quedará en el banco provincial de sangre en Granma el resto de la toma que, si cumple con todos los requerimientos necesarios, se enviará dentro de unos días a la capital cubana para cumplir los objetivos definidos.

La covid ha sido la mayor prueba que ha tenido que enfrentar Laritza en sus 37 años de vida. Sabe el riesgo que corre un ser humano ante el letal, por eso extenderá su brazo cada siete días por tres semanas consecutivas. Ayudar a la medicina cubana es retribuir lo que en un centro de Santiago de Cuba se luchó por su vida.

Katiuska León Borrero

Katiuska León Borrero

Periodista y conductora de programas informativos y variados en CNC TV. Licenciada en Comunicación Social por Universidad de Oriente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *