El mundo no es un cartel empresarial

Desde esa pre-claridad y agudeza analítica que nos transmitió Fidel observamos cómo se está moviendo el mundo por estos días. Los insultos y las directas e indirectas pululan, como si las relaciones internacionales fuesen un escenario circense y no un amplio espectro de sistemas políticos, crisis y tragedias. Qué poca seriedad transmiten esas Cumbres y encuentros de alto nivel, donde no saben qué hacer el uno con el otro, o la una con el otro, o todos contra uno. Donde el show mediático se traduce solo en twits ofensivos y no en aclaraciones necesarias para resolver las diferencias.

Leer más